Derechos del niño

Infancias Y ADOLESCENCIAS
La Convención sobre los Derechos del Niño es un instrumento internacional que se ocupa de reconocer la dignidad intrínseca de todos los seres humanos, dándole protección especial a la infancia. Este tratado con jerarquía constitucional, trae el reconocimiento como sujeto de derecho a todos los niños menores de 18 años, quienes a través de la capacidad progresiva - atento a la edad y el grado de madurez de cada persona- van adquiriendo capacidad jurídica para diferentes actos que conciernen a la vida de éstos.

El interés superior del niño es el principio rector de la convención y de todas las decisiones y medidas concernientes que se adopten en materia de las infancias, ya sea por autoridades administrativas, judiciales, públicas o privadas. Asegurar la protección, el respeto a las diferencias sin ningún tipo de discriminación y garantizar el compromiso de velar por los derechos de los niños es un compromiso que los adultos tienen para con ellos, en el rol que cada uno desempeñe; la familia como grupo fundamental de la sociedad y medio natural para el crecimiento y bienestar de los niños y el Estado mediante las medidas apropiadas que garanticen los derechos de niños, niñas y adolescentes.

Abogar en materia de niñez representa asegurar el interés superior del niño, para poder ofrecer soluciones legales que contribuyan a la mejor calidad de vida que un ser humano en desarrollo pueda alcanzar.

La intervención en los derechos del niño, implica valorar su opinión, fomentar la expresión y la escucha de sus necesidades, teniendo debidamente en cuenta su edad y grado de madurez.


Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

Eduardo Galeano
¡Ponete en contacto! Estoy para ayudarte.

VOLVER